viernes, 14 de septiembre de 2012

Pedaleando por Cecebre


La idea de este blog es contaros mis rutas ciclistas, aventuras y desventuras de mis andanzas por carreteras y corredoiras de los alrededores de la Coruña. Bienvenidos a mis mañanas.

Estrenaré “Mi bicicleta rosa”, ¡¡como no!!, contando mi espléndida ruta mañanera, soleada y de temperatura perfecta para practicar este deporte. Hoy compartí carretera con dos buenos amigos, Javier y Victor, que precisamente conocí sobre la bici ya hace tiempo. Salimos del paseo del Burgo sobre las 10:30 para ir al pantano de Cecebre y dar un par de vueltas por allí. Javier regresa a la bici después de dos meses sin subirse a ella y tiene que empezar con calma a ponerse a punto, así que hoy como quién dice “de descanso”. Durante el rato en el que dimos vueltas por el embalse, tuvimos la ocasión de ver como despegaba del agua una inmensa bandada de garzas, resultó todo un espectáculo y fue una lástima no tener una cámara de fotos a mano y poder subir al blog mi primera foto. (la que hay puesta del embalse es pirateada). ¡¡ya se que así no vale pero de momento es lo que hay!!
Después de un par de vueltas y una buena conversación regresamos al Burgo. Una buena mañana, 47 km, dos horitas de diversión y al llegar a casa, ducha rápida, comer a cien por hora y salir disparada para el curre.
Cecebre es un sitio perfecto para relajarse, ya sea en bici o caminando, para esos días en los que ya llevas acumulados demasiados km de pedaleo y necesitas darle un respiro a las piernas, es un sitio perfecto y a la vez preciso...

2 comentarios:

  1. Qué envidia me das! Cecebre es un lugar delicioso y es un privilegio asistir al vuelo de las garzas. Lo bueno de la bici es precisamente el paisaje que disfrutas y esos instantes mágicos. Continúa así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este blog no sería posible sin tu apoyo, tu empeño y los sermones que me echas para que haga algo productivo, ja ja ja...

      Gracias parrula.

      Eliminar