domingo, 14 de octubre de 2012

Ruta de los cangrejos

Para mucha gente la bicicleta en el invierno es un suplicio. Primero por la lluvia y sobre todo por el frío... Y que me lo digan a mí que tengo que poner dos pares de guantes y plantillas autocalefactables y aun así se me quedan los dedos de las manos y pies totalmente blancos, sin riego, moribundos y pampos..... Vamos, que si me dieran un martillazo en ellos no me enteraría de nada... Pero hay que saber buscarle lo positivo a esta estación del año y aún a pesar del frío, hacer por ejemplo la ruta de los cangrejos después de unas buenas lluvias, que convierten las pistas en auténticos barrizales de diversión en los que la bici se te queda literalmente clavada y tienes que bajarte de ella y hundir los pies hasta el tobillo para poder sacarla caminando, y cuando llegas a casa ves que tienes barro hasta en las orejas.... ¡¡¡mooola!!!

Esta es una ruta para bici de montaña que nosotros hacemos desde El Burgo, por debajo del puente de la AP 9 hasta la entrada del camino (por la parte de abajo de la urbanización La Barcala) hacia el pantano de Cecebre siguiendo el río Mero. Allí se cruza el puente hacia Abegondo por el pazo de Orto y sigue la carretera hacia Crendes y justo pegado al pazo está indicada la ruta para bici que discurre por un camino precioso que más adelante se estrecha en senderos de tierra, barro y piedras, entre árboles y maleza que desembocan de nuevo en el pantano.
Hace tiempo por el día del árbol que se celebró en Coruña, una amiga me regaló dos esquejitos, un roble y un abeto, y decidí plantarlos por esta zona con un cucharón de cocina a falta de pala y durante un tiempo los vigilábamos a ver como iban. Los regábamos, les quitábamos la maleza de alrededor y un día un temporal de tres pares de narices tiró con ramas y troncos encima de los pobrecitos y quedamos sin ellos... Se llamaban Picsi y Dicsi


Pero bueno.....otra cosa muy distinta es hacer esta ruta en primavera, después de las lluvias, cuando el pantano está a reventar de agua y la ruta se inunda en algunos tramos y es justo en la época en la que aparecen los habitantes del lugar: “Los abominables cangrejos de Cecebre”... Qué aspecto de asesinos tienen con esas pinzas mortíferas que si te enganchan un dedo te lo dejan frito. Pequeñitos pero matones, fijaos que mirada... ag! que grima por Dios!!!!. Y aún encima no saben a nada, la gente lo pesca pero si no los haces en salsa los condenados son sosos de caray...puaggg!


Y un día que pasábamos por allí encontramos la zona repleta de agua y atravesamos pedaleando descalzos expuestos a ser atacados por estos energúmenos que intentaban subir a la bici ¡¡claro sabían poco los condenados!!!, ¡¡¡transporte gratuito!!!


Y al llegar al otro lado, mientras nos calzábamos, nos vimos rodeados por un ejército de tenazas que venían hacia nosotros sin piedad...¡¡¡Hay mi madre, que momento de pánico!!! Ja ja ja.... Pero bueno, conseguimos salir del atolladero después de unas buenas risas...

Esta ruta no tiene dificultad ninguna, claro que todo depende de la brasa que quiera darse cada uno. Desde el Burgo, ida y vuelta son 47 km + -, en algunas zonas el sendero requiere de alguna destreza para atravesar piedras, raíces, troncos... y en invierno sobre todo barro.....pero poco más.

Es muy bonita, os la recomiendo.

4 comentarios:

  1. Precisamente hoy hice ese recorrido por la mañana acompañado por una pareja, ella dice que su estación es el Otoño, que disfruta los colores de esta estación, ¡ah! también salían hoy a la carretera y pistas esos monstruos americanos, tienes razón, una excelente ruta entre ameneiros, bidueiros, carballos, etc.
    seguiré visitando tu blog

    ResponderEliminar
  2. Yo la hice una vez y no hacía más que pensar que era un penita tanto cangrejo fuera del plato! con una buena salsa tienen que estar estupendos.. en serio! La ruta es muy bonita, sí señora!

    ResponderEliminar
  3. Pues si. Solo habia tres pero amenazaban con sus tenazas hacia arriba! Disfrute el dia de hoy. Me encanta llegar a casa llena de barro jejej me da la impresion de q m he esforzado mas. De esta semana no pasa q le ponga guardabarros a la bici. Gracias Paco 1.

    ResponderEliminar
  4. Esos pobres "jankis" no saben con quién se meten, je,je... menudos son estos ciclistas cecebreiros.

    ResponderEliminar