jueves, 15 de noviembre de 2012

Preciosa mañana

Después de unos días de quehaceres y complicaciones por fin llegó una mañana libre y soleada para hacer una buena ruta aunque después haya que ir a trabajar. Salimos hacia Cecebre, Guísamo, Chelo, Betanzos, Pedrido y regreso. Lo más increíble es la temperatura... a mediados de Noviembre y a las 12 de la mañana 23 grados. Como dice mi amiga María, ¡¡¡estamos acabando con el planeta!!!
Total, 49 km, dos horas de ruta y una media de 24,2

Hace unos días que vengo pensando en abrir una sección en este blog (Primero tendré que enterarme de como se cambia el diseño y se añade una sección de este tipo en el Blog porque no tengo ni pajolera idea) en la que la gente pueda enviar fotos de cosas, sitios y todo aquello que sea un esperpento o aberración de diseño, chapuzas de todo tipo o lo que sea perjudicial para la vista... y ponerlas en el blog para echarnos unas risas.
por ejemplo...

Está claro que el arquitecto que diseñó esta casa no acabó la carrera, tuvo una laguna del quince y se olvidó de poner el lavabo en la casa y como ya no había sitio decidieron ponerlo fuera.... claro que también puede ser que los dueños sean limpiños como los chorros del oro y tengan lavabos repartidos por ahí....  ¿y si son obsesivos compulsivos y tienen que estar lavando las manos constantemente? bueno dejo de especular porque puedo estar así ocho horas... La cuestión es que es horrible... Y ya puestos también podían haber puesto el retrete así podrían ir a cagar de campo. Un tío de mi madre llamado Pepe, me decía hace años que uno de sus mayores placeres era precisamente ese...¡¡¡y no estoy de broma!! el hombre tenía una especie de retrete de madera con respaldo, reposabrazos y ruedas que llevaba por la huerta de sitio en sitio para hacer sus cosas, leer el periódico y tomarse un gazpacho con aceitunas que era su debilidad... Sinceramente, siempre me pareció un majadero, ¡pero bueno!, cada uno con sus historias y además su mujer, que también era la persona más parrandera del mundo, decía que así tenía la huerta muy bien abonadita... puagggg ¡¡si que iba yo a comerme una lechuga o un tomate en aquella casa...!!

1 comentario:

  1. Nunca acabo de creerme esa historia... No sé por qué... Original el lavabo, sí señora. Pero lo que más me intriga es el espejo. Puedo entender lo del lavabo para no usar el de dentro con las manos de tierra y todo eso..pero el espejo ovalado!??? En fin...

    ResponderEliminar