miércoles, 24 de diciembre de 2014

Costa Dvorezky

Quería compartir con todos los que leéis mi blog majadero, este excepcional pintor ruso, porque es, a mi parecer, un artista brillante e intenso.
Buscando en toda su obra para poder mostraros su creatividad y estilo y que os hagáis una idea de su trabajo... de repente, este me llamó la atención y me trajo recuerdos de cuando era niña y en verano todos los domingos, a las doce, salíamos del muelle de Pontedeume en el barco de Miguel repleto de tortillas, filetes y risas... Remontábamos el río Eume hasta donde era navegable y atracábamos para pasar un día estupendo lanzándonos al agua impulsados por una cuerda atada a un árbol. Competíamos a ver quién llegaba más lejos ¡¡Era genial!! Era genial ese momento en el que te soltabas de la cuerda y volabas. Llegada la tarde, cuando ya teníamos los dedos rechumidos de tanto remojo, regresábamos cantando y mordisqueando un bocadillo de sobras...
En fin, recuerdos. Evocaciones de momentos felices que ha conseguido rescatar Costa Dvorezky.

Por si os apetece conocer más sobre su obra:
https://www.facebook.com/pages/Costa-Dvorezky-Art/247302275309715


1 comentario:

  1. Es impresionante la capacidad para evocar la infancia de ese cuadro. Tanto como tu manera tan fresca de narrarla. Gracias por descubrirnos a Costa Dvorezky o...lo que sea ....

    ResponderEliminar